Los límites de la profesión

Los límites de la profesión 1024 663 Pedro Rosa

No es la primera vez que lo decimos: la profesión del detective privado es ampliamente desconocida fuera del sector, a veces, incluso por las propias Administraciones. Es difícil trabajar contra el imaginario colectivo, que a los detectives nos afecta desde dos frentes opuestos.

Por un lado, están quienes sienten indignación o ponen en duda la ética de la vigilancia mediante detective privado. Este bando está compuesto por personas que desconocen la labor positiva que realiza un detective privado, por ejemplo, para combatir el fraude, proteger a pymes contra la competencia desleal y ayudar a personas que pueden estar siendo víctimas de una actitud violenta. El segundo bando está formado por las personas, muchas veces clientes, que consideran que los detectives privados lo saben todo y lo pueden todo.

Vamos a hablar claro y establecer dos conceptos básicos

Número 1: no tenemos una bola de cristal. Las investigaciones conllevan tiempo y recursos, y, en ocasiones, no es posible obtener la información solicitada. Número 2: en España, la profesión está regulada por el Ministerio del Interior, por lo que estamos limitados —y amparados—, por la Ley de Seguridad Privada. Esto implica que no todo vale para obtener una evidencia, que hay cosas que no podemos hacer y métodos que no podemos usar, precisamente porque debemos garantizar los derechos de las personas.

Para no extendernos mucho, próximamente publicaremos una entrada haciendo el repaso de los requisitos para ser detective privado y las garantías que ofrece nuestro trabajo. Pero hoy quiero hablaros de una sentencia que invalida la labor realizada por una detective, precisamente por rebasar dos líneas rojas: la inducción a la falta y el uso de una identidad falsa.

El contexto es el siguiente

Una clínica contrata a una detective privada para obtener evidencias de que una empleada está desviando clientes a otra clínica. La detective llama por teléfono para concertar una cita y obtener la grabación que permita el despido de la empleada. Puedes leer un resumen más amplio de este asunto en este enlace de elderecho.com.

No sabemos si se debe a un bajo presupuesto que ha desembocado en un mal empleo de recursos o, simplemente, a una mala praxis. El resultado es que un tribunal ha invalidado la prueba aportada porque la detective se hizo pasar por familiar de una paciente y, parece ser, fue especialmente insistente para que la trabajadora incurriera en la falta, tras su negativa inicial.

Los detectives podemos hacernos pasar por clientes

No hay problema en ello. Sin embargo, no podemos suplantar la identidad de otra persona. Así lo deja claro la sentencia del Juzgado de lo Social, número 6, de Santander: «los detectives privados, al margen de que no revelen su identidad como tales detectives, no puedan realizar tal cobertura con identidad falsa, como ha sucedido en el caso actual, creando la confianza, basada en el error, que lleve a obtener finalmente (a través de la insistencia) la eventual conducta antijurídica».

Por otra parte, tampoco podemos inducir, provocando o persuadiendo al investigado, el comportamiento sobre el que nuestro cliente desea obtener evidencias. Como ejemplo, esta Sentencia del Tribunal Supremo 848/2020, en la que el detective insistió a un abogado para que le atendiera en su despacho, en horario laboral, durante un permiso retribuido por la empresa.

En resumen, como en todas las profesiones, y con mucho sentido en la nuestra, hay límites. Sentencias como las que comentamos hoy nos ayudan a combatir la estigmatización del sector y sirven para hacer entender —tanto a uno como a otro de los bandos que mencionábamos al principio—, que no somos espías ni adivinos, sino profesionales necesarios.

Y, como siempre, si necesitas de los servicios de un detective privado, acude siempre a un profesional habilitado, con licencia del Ministerio del Interior. Déjate asesorar y no asumas riesgos.

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad